martes, 18 de septiembre de 2012

La Generala

 
 
 
La heroína de la ultraderecha española se retira de la política.
 
Y hay explicaciones para todos los gustos: está enferma, ha alcanzado su techo político, ha dedicado ya al país treinta años de su vida. Ella, dice,  pensaba que su dedicación a la política iba a ser un paréntesis en su vida. Yo, pienso, me digo que cuando un funcionario comienza su andadura profesional en cargos de designación personal (aquella primera inmersión en el Ministerio de Cultura bajo la UCD) tiene en la cabeza otras cosas. Llevo demasiados años en la Administración como para no saber diferenciar entre un profesor ayudante que se entrega con entusiasmo a las labores de la secretaría de un departamento y otro que se enclaustra ocho horas en la biblioteca de la universidad.
 
Ella, dice, abandona la primera línea de fuego para dedicarse ahora a su familia. How charming. Yo, pienso, abandona la primera por la segunda (los consejos de administración de las grandes empresas, donde se cobra más pero se trabaja menos; veremos en unos meses dónde aterriza) para proteger su guardarropía de las salpicaduras del rescate de Bankia. Un rescate que va a superar en 7.000 millones de euros, según las estimaciones más conservadoras y optimistas, a los recortes en sanidad y educación aprobados en los últimos presupuestos generales.
 
El núcleo duro esperancista, quiero pensar que todo ingenuidad y buena fe, sostiene que la Generala no ha tenido responsabilidad alguna en la gestión ruinosa de Caja Madrid. Qué candidez: los partidos mayoritarios controlan la gestión de todas las cajas y se han beneficiado directamente de ese control bajo la forma de fondos desviados hacia ellos mismos. Conocían, por descontado, el desastre al que necesariamente abocaría la acumulación de activos tóxicos. Ante la silenciosa mirada, debe añadirse, de IU, los sindicatos y la inspección del Banco de España. 
 
¿Suena a explicación generalista, a suspicacia marxista, a teoría conspiratoria? Descendamos un poco a los bajos fondos, pues que mi amigo Orestes se ha ocupado de recopilar algunos de los nombres de los consejeros vinculados al grupo y su genealogía política y familiar. Quien se aburra puede irse a lo negro, que destaca aquellos datos que podrían hacernos dudar de las verdaderas razones de la retirada de la Generala:  
 
Santiago Alarcó Canosa. Consejero de Deoleo en representación de la Sociedad de Promoción y Participación Empresarial Caja Madrid. Alarcó es excuñado del presidente de Bankia, Rodrigo Rato [¿recuerdan? El second best de la Generala una vez rechazada por Rajoy la candidatura de Ignacio González] y hermano de Ángeles, recientemente nombrada Presidenta de Paradores Nacionales.

Claudio Aguirre Pemán. Consejero de Caja Madrid. Primo de Esperanza Aguirre Fue el responsable de Merrill Lynch en España y Portugal.

Juan Chozas Pedreño. Director de Recursos de Bankia. Ex secretario general de Empleo y Relaciones Laborales durante los gobiernos de Aznar. Colaborador de la FAES.

Jesús Pedroche Nieto. Vocal Banco Financiero y de Ahorros del Grupo Bankia. Ex Presidente de la Asamblea de Madrid. Ex Consejero del Gobierno Regional de Madrid.

Ricardo Romero de Tejada.Vocal Banco Financiero y de Ahorros del Grupo Bankia. Ex Secretario General del PP en la Comunidad de Madrid. Ex Alcalde de Majadahonda. [¿Recuerdan el tamayazo?].

Mayte Jiménez. Esposa de Salvador Victoria, Consejero de Asuntos Sociales del Gobierno de Esperanza Aguirre. Nombrada consejera de Caja Madrid Pensiones, empresa participada por Bankia, el 9 de junio de 2009.

Nieves Alarcón Castellanos. Esposa del ex Secretario General del PP madrileño, Francisco Granados y actualmente senador. Fue nombrada en el año 2008 Consejera de Caja Madrid Pensiones, empresa participada por Bankia.

Ángel Acebes. Ex Ministro del Interior del Gobierno de Aznar. Ex Diputado por Ávila. Vocal Banco Financiero y de Ahorros del Grupo Bankia.

Manuel Lamela. Consejero de Cibeles Corporación. Ex Consejero de Sanidad y de Transportes de Esperanza Aguirre. Ex Director de Gabinete de Rodrigo Rato en su etapa de Ministro de Economía. Presidente del Comité de Auditoría de Bankia.
 
Carmen Cavero Mestre. Cuñada de Ignacio González, Vicepresidente del Gobierno de Aguirre. Vocal del Consejo de Caja Madrid Cibeles. Consejera de Bankia.

Mercedes de la Merced. Ex eurodiputada y ex Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid. Vocal Banco Financiero y de Ahorros del Grupo Bankia.

Estanislao Rodríguez- Ponga. Ex Secretario de Estado de Hacienda con Rodrigo Rato. Vocal Banco Financiero y de Ahorros del Grupo Bankia.

José Manuel Fernández Norniella. Ex presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio. Ex Secretario de Estado de Comercio y Turismo . Vocal Banco Financiero y de Ahorros del Grupo Bankia.

Mercedes Rojo Izquierdo. Vocal Banco Financiero y de Ahorros del Grupo Bankia.Ex asesora de Esperanza Aguirre.

Elena Pisonero. Consejera de Caja Madrid. Ex jefa de Gabinete de Rodrigo Rato. Ex Diputada y en la actualidad Presidenta de Hispasat.
 
Añadamos que en la Asamblea General de Caja Madrid aparecen otros nombres vinculados a la Generala (la Botella, Juan Bravo, José Folgado, Enrique Cerezo, Arturo Fernández, Francisco Granados y nuestro próximo presidente autonómico, el inefable Ignacio González).
 
No querría convertirme en un vulgar conspiparanóico de esos que han visto cincuenta veces Zeitgeist o leen a diario Counterpunch. Pero con estos y otros datos no parece tan aventurado sospechar que a Aguirre le huelen las manos y que se marcha para que la peste no cante.